La Eficiencia Energética en las Administraciones Públicas, o “en casa de herrero, cuchillo de palo”

En España, un tirón de orejas por parte de las instituciones europeas, consiguió que se tomara en serio la La Directiva 2012/27/UE sobre energía y desarrollo sostenible. La eficiencia energética se nos presentó a los ciudadanos como una llave para ahorrar a final de mes y mejorar nuestro entorno, aportando un extra a nuestra conciencia medioambiental aplicada a la construcción y a la arquitectura; aunque siempre ha existido un debate en torno a estas certificaciones con vistas de no servir para nada más que para la aprobación de un futuro impuesto a letras bajas.

eficiencia-energetica

La semana pasada despertamos con esta noticia “Seis de cada diez edificios estatales carecen de certificado de eficiencia energética“, ¿cómo puede ser? El informe a nivel europeo que realizó WWF marca que sólo el 40% de los edificios estatales españoles tienen esta certificación y, aún así, nos posiciona en un nivel “moderado” de cumplimiento de las exigencias. Es comprensible lo bien parados que salimos con ese calificativo teniendo en cuenta que sólo 11 de los 28 países de la Unión Europea ha decidido seguir el enfoque marcado por la Directiva para todo su parque inmobiliario, tanto público como privado.

¿Cómo se puede exigir a la población que realice las certificaciones energéticas en sus viviendas a costa de su bolsillo, o que sean responsables y coherentes con las mismas, cuando las Administraciones Públicas no son los primeros en dar ejemplo? Ya han empezado las multas a los particulares por no tener el certificado energético y éstas oscilan entre los 600€ y los 6.000€ , ¿se multará la Administración a sí misma?

eficiencia-energetica-administracion

Otro tema para pararse a pensar será la letra de las certificaciones: si acaba siendo cierto lo que dicen las malas lenguas sobre el futuro uso de las certificaciones energéticas para delimitar impuestos, ¿qué pasará con las letras de los edificios estatales? De momento las primeras estadísticas en vivienda particular indica que el 84% de las viviendas suspenden en eficiencia energética, ¿aprobará la Administración cuando todos sus edificios cuenten con certificación energética?

Anuncios
La Eficiencia Energética en las Administraciones Públicas, o “en casa de herrero, cuchillo de palo”

2 comentarios en “La Eficiencia Energética en las Administraciones Públicas, o “en casa de herrero, cuchillo de palo”

  1. Habrá quien leyendo tu excelente post, pueda llegar a entender que en el sector privado, se cumple la ley a rajatabla, pero esto está muy lejos de ser así. Recuerdo cuando leí la ley que quedaba meridianamente claro, que la etiqueta energética debía tramitarse de forma que en el momento de publicitarse para el alquiler o la venta, ya se dispusiera de ella. Me frustra mucho pasear y ver en los escaparates de las inmobiliarias, cómo se ofertan en la mayoría de casos sin disponer todavía del “trámite” hecho.

    1. El sector privado se escaquea porque el público no se pone serio. Te doy toda la razón en la indignación que surge al ver los escaparates y portales inmobiliarios.

      Gracias por pasarte por el blog 🙂

¿Y tú qué opinas? :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s